Víctor Rodríguez Núñez (La Habana)

Víctor Rodríguez Núñez (La Habana)

 
 

Poeta, crítico y traductor cubano Ha publicado casi una veintena de libros de poesía desde 1979. Merecedor de reconocidos galardones entre el Premio David en 1980, el Premio Fray Luis de León en 2005 o el Premio Loewe en 2015.

Ha traducido del inglés al español a Mark Strand y John Kinsella y del del español al inglés Ida Vitale y Juan Gelman, entre otros. Mientras su obra poética ha sido traducida en varios idiomas, alemán, chino, francés, inglés, italiano, macedonio, serbio y sueco.

Sus versos cobran conciencia de generación, presenta una poesía sin bordes, una transición entre ideas de temas duros y reales: “No crees en el sistema donde tienes hogar/nunca te dio un hogar el sistema en que crees…” Deja que los lugares hablen a través de su poesía: “Este lugar desnudo / de las piedras al alma / donde el mundo germina”.

Víctor no escribe poemas, hace poesía. Con un balance entre racionalidad e irracionalidad que resulta como una especie de diálogo: “Algo he visto del mundo / y eso ahonda mi pena / Nada me pertenece”.

Fiel a la poesía desde su primer libro Camaya, su trayectoria es fuente de inspiración para sus lectores, el ejemplo de un amor incondicional hacia este ramo de la literatura.

Aunque el mismo poeta sostiene que quienes escriben no siempre escogen sus propios temas sino más bien escriben de lo que pueden, él abarca asuntos tradicionales, la nostalgia, amistad, amor, muerte y hace de cada uno piezas que trascienden la cotidianidad para convertirse en un viaje íntimo y maravilloso: “¿A dónde habrán ido mis juguetes / los de la cuerda rota por la lluvia? / ¿Vivirán / en el fondo del mar como naufragios / en el fondo del cielo / cual luceros de vidrio / en el fondo del río como cangrejos verdes / en el fondo del fuego / cual ceniza de espanto? / ¿O en el fondo de mí / como fantasmas?”.

El autor pone en evidencia con sus versos todo aquello que se da por sentado y el impacto de su obra desnaturaliza la percepción superficial del mundo: “La mañana anochece / si comienza en tus piernas”

Rocio Bolanos

 
 
 
 
Entrada
 
No sé por qué camino
pero he llegado aquí
Hasta este raro sitio
sin casas ni paisaje
Este lugar desnudo
de las piedras al alma
donde el mundo germina
 
Quizás también tú llegas
siguiendo ese camino
En esta vida harta
de aciertos y certezas
solo el error nos une
La poesía es el reino
de los equivocados
 
 
 
 
 
 
vuelo 1
 
un vuelo sin destino sin origen
como bala de plata
                en la boca del lobo
la nostalgia agrumada nubarrón
 
claridad turbulenta
abordo del vacío
                en su piel de majá
una pluma en la elipse de la noche
 
la violencia cubierta
                con maleza celeste
fijeza inalcanzable trayectoria
 
como rayo de albur
                adentrarse en el día
en el destierro también amanece
 
 
 
 
 
 
Dublín
 
un celta de provincia
                renuente a estabular
en los nervios guisaso de caballo
pero que da contra el mismo adoquín
 
que vio correr a Joyce en la aurora
a saldar la cuenta con el barbero
no hay sitio para nadie
las camadas no dejan de balar
 
como en un florilegio
se reparte la sed la incontinencia
poeta trasquilado
 
por no rumiar algún pequeño dios
con el alma tiznada en una alcuza
pero que hace resonar la bruma de Dublín
 
 
 
 

Commenti

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato.